viernes, 14 de diciembre de 2018

UN ESPIA PERFECTE de John Le Carré - Molta i bona literatura, poc suspens. - Valoració 8,5/10

Títol original: A perfect spy (1986)
Traducció: Marta Pera
Pàgines: 464
Edicions 62 (1986)

Si no et van les novel·les d'espies, prova a llegir "Un espia perfecte". Fes-ho i entendràs perquè Philip Roth va dir que era la millor novel·la anglesa des de la Segona Guerra Mundial. Potser això sigui molt a dir. Jo ni tan sols sé si les bones novel·les són comparables; del que no hi ha dubte és que a aquesta John Le Carré es va posar el vestit de gala de gran escriptor.

Magnus Pym és un espia britànic amb més de trenta anys en l'ofici que a la mort del seu pare decideix desaparèixer. Mentre Jack Brotherhood, el seu cap i mentor en els serveis d'intel·ligència anglesos i Alexander Hampel (Alex), un espia txec que ha estat la seva font d'informació estel·lar, busquen a Pym desesperadament, aquest s'instal·la en una pensió de la costa de Devon, -on es fa dir senyor Canterbury-, per escriure les seves memòries dirigides al seu col·lega Jack i al seu fill Tom. En la novel·la alternen escenes del present que narren la recerca de Pym per part de Jack i Alex amb la transcripció de les memòries, que va escrivint el mateix Pym en el seu cau de Devon, descrivint diferents moments del passat amb dos personatges com a eixos centrals: Rick , el pare de Marcus i Alex, l'espia txec pel qual sent una estranya fascinació.

El tema central de la novel·la, molt autobiogràfica, és l'ajust de comptes amb Rick, el pare de Mingus i transsumpte de Ronnie, el pare de John Le Carré a la vida real. Rick és un estafador professional, manipulador, demagog i farsant digne de Dostoievski (en alguns moments recorda a Fiódor Pávlovich Karamazov), amb el qual Magnus té una relació barreja d'admiració servil, retret i compassió distant. El segon leitmotiv, l'al·legat contra l'espionatge com absurd malbaratament de recursos humans en el que és difícil saber qui és el traïdor i qui el traït, es plasma en termes més enredats, vagues i confusos.
El millor, l'alt nivell literari de la novel·la amb passatges com el servei religiós a l'església de Watermaster que recorden el barroquisme satíric de Dickens del primer capítol de "Casa inhòspita"; la mateixa embriaguesa descriptiva, la mateixa frase bigarrada d'ironia ... El més fluix, curiosament, la indefinició del personatge principal Mingus Pym que, en la majoria de les escenes, es comporta com un frontó humà responent amb un "sí, senyor" als seus interlocutors. A diferència de George Smiley en qui la discreció oculta subtils maniobres, Pym simplement no s'expressa. Crec que el motor autobiogràfic permet Le Carré donar curs a la seva vena literària, alhora que la seva reserva personal (i professional) emmordassa Pym, el seu doble a la novel·la.


En algun lloc vaig llegir que les millors novel·les eren aquelles en què volies avançar ràpid per saber que passarà i, alhora, volies anar lent per gaudir de l'escriptura. Crec que això és aplicable només a les novel·les molt centrades en el suspens i no a les que expliquen coses i ho fan molt bé, com és el cas del que parlo poc suspens i molta literatura. Potser l'exuberància literària sigui incompatible amb el suspens i l’arraceri a un costat. En aquest cas no em queixo, ho agraeixo.
¿Has leido el libro o te gustaria leerlo?. Haz tu comentario. Has llegit el llibre o t'agradaria llegir-lo ?. Fes el teu comentari.

viernes, 30 de noviembre de 2018

SANG INNOCENT de P. D. James - La vida no es gaudeix, es pateix. - Valoració 9/10

Títol original: Innocent Blood
P. D. James
Area 1989
Pàgines 312
pàgines 312

Philippa Rose Palfrey és una noia de 18 anys que als 8 va ser adoptada per Maurice i Hilda Palfrey, ell un sociòleg mediàtic de ment freda i analítica, i ella una mestressa de casa trista i passiva, aficionada a cuinar. Els pares biològics de Philippa, Mary i Martin Ducton, van ser condemnats a cadena perpètua per violar i assassinar una nena de 12 anys. El pare va morir a la presó i la mare està a punt de sortir en llibertat condicional. Philippa, obsessionada per conèixer els seus orígens, estableix contacte amb la seva mare i, quan aquesta surt de la presó, lloguen juntes un apartament a Londres. En paral·lel, Norman Scase, el pare de la nena assassinada, un home fràgil i insegur, les segueix per tot Londres per complir la promesa que va fer a la seva dona en el llit de mort: matar l'assassina de la seva filla.

La història només és possible perquè James deixa en la penombra el relat de com van succeir els fets de la violació i mort de la nena de 12 anys. Philippa mai s'interessa per conèixer els detalls del judici ni les notícies de premsa. En una breu i ambigua carta que li deixa la seva mare, Martin Ducton, el pare pedòfil, apareix com un home feble i turmentat i la pròpia Mary com una dona decidida i protectora d'un malalt desvalgut.
En la novel·la de PD James no hi ha espai per a persones felices; està poblada de gents fredes, tortuoses o turmentades que no desperten les simpaties del lector. Les persones normals amb senzilles aspiracions (Hilda, per exemple) es veuen acorralades per la duresa implacable de la vida o les maquinacions dels que els envolten. La vida no es gaudeix, es pateix. I el thriller psicopatològic de James no obsequia amb finals consoladors.

Les històries de PD James sonen a Dostoievski i Iris Murdoch. Durant cinquanta anys, al costat de Ruth Rendell, capgirá la novel·la criminal anglesa fins llavors dominada pels trencaclosques d'Agatha Christie o Dorothy L. Sayers

Rellegir en català la prosa clàssica, acurada i rica en matisos de P. D. James o John Le carré és un veritable plaer. En això estem: recuperant lectures dels 80.
¿Has leido el libro o te gustaria leerlo?. Haz tu comentario. Has llegit el llibre o t'agradaria llegir-lo ?. Fes el teu comentari.

EL SOL VERDE de Kent Anderson - Policía: trabajador social armado - Valoración 8/10

Título original: Green Sun
© de la traducción: Cristina Martín Sanz, 2018
(Alianza Editorial, S. A.) Madrid, 2018
Páginas: 408

Hanson, exsargento de las fuerzas especiales en Vietnam y profesor de literatura inglesa durante unos años, ingresa como agente en prácticas en la policía de Oakland. Trabaja patrullando un barrio devastado por la pobreza y las drogas con la intención de hacer una labor más de trabajador social armado que como policía represor. Sus jornadas transcurren resolviendo avisos que le llegan por radio desde la central: borrachos, violencia doméstica y rencillas entre vecinos. Odia la burocracia y el papeleo y prefiere disuadir y conciliar antes que engrosar su estadística de arrestos. Las cosas cambian cuando Felix Maxwell, el capo local de la droga, amenaza a Weegee, el sobrino de 11 años de su amante Libya.

Hanson es un cruce entre el Jack Reacher de Lee Child, capaz de ejercer la violencia fría y eficiente, y el benevolente y protector Claude La Pointe de la estupenda “ElMain” de Trevanian. Lenguaje realista con gotas de surrealismo alucinatorio. Entretenida rareza al margen de los estándares del género.
¿Has leido el libro o te gustaria leerlo?. Haz tu comentario. Has llegit el llibre o t'agradaria llegir-lo ?. Fes el teu comentari.

JOSEPH SCHUMPETER Innovación y destrucción creativa - “el conservador más refinado de este siglo” - Valoración 8,5/10

Título original: Prophet of Innovation. Joseph Schumpeter and Creative Destruction
Traducción: Pedro González Celada
© 2013 Ediciones de Belloch S.L., Barcelona
Páginas: 780

Thomas K. McGraw nos entrega una estupenda biografía e intelectual de ese gran economista que fue Schumpeter al que Galbraith describió como “el conservador más refinado de este siglo”. Nos explica sus años de formación, sus fracasos como político y banquero, su complicada relación con las mujeres, su triunfo como académico y profesor de grandes economistas en Harward o la admiración envidiosa que sintió por Keynes. Todo ello perfectamente inscrito en el marco histórico y social en que vivió y con especial énfasis en el análisis y repercusión de sus libros y artículos. Nos habla también de sus errores y aciertos: malinterpretó a Roosevelt, menospreció a Hitler, despreció (a diferencia de Keynes) los costes sociales de las crisis económicas como un mal menor a corto plazo, no supo predecir el éxito de las economías mixtas, defendió los monopolios como motores de la economía.

Joseph Alois Schumpeter es la navaja suiza de los economistas. En su ingente obra siempre trató con respeto a sus colegas tratando de conciliar escuelas opuestas. Los dos millones de palabras (un libro normal de 300 páginas tiene alrededor de 100.000 palabras) de sus tres principales libros: Ciclos económicos, que publicó en 1939; Capitalismo, socialismo y democracia, que vio la luz en 1942, e Historia del análisis económico, publicado póstumamente en 1954, ofrecen pasto intelectual a todas las escuelas económicas y muchas ramas de las ciencias sociales. Defendió (pero no practicó) el papel de las matemáticas en la economía al tiempo que insistía en su carácter multidisciplinar: al economista debía interesarle la historia política, cultural, el derecho, la historia económica y la psicología. Cuando se cuestiona la estrechez de los modelos matemáticos en la economía y las ciencias sociales, Schumpeter vuelve al primer plano: “En el siglo XXI las bases de datos informáticas empezaron a registrar más referencias a las obras de Schumpeter que a las de Keynes, una situación que habría resultado inconcebible hacía apenas unos años.
En la obra de Schumpeter pueden beber neoclásicos, heterodoxos, marxistas y gurús de las escuelas de negocios. Fue el profeta de la “destrucción creativa” basada en la innovación, la estrategia empresarial, el capital riesgo, el marketing y el crédito como impulsores del consumo y el creador del mito del emprendedor. Schumpeter fue un erudito de pura sangre, un economista con un sentido trágico de la vida muy centroeuropeo, maestro de grandes economistas entre los que se cuentan algunos premios Nobel. Su miedo obsesivo al comunismo hizo que mitificara el capitalismo y minimizara sus defectos: agotamiento de recursos, externalidades en costes sociales y daños ecológicos, obstruccionismo de los oligopolios al progreso (las eléctricas contra las energías renovables), apoyo de multinacionales a gobiernos totalitarios, aumento de las desigualdades y retrocesos del estado del bienestar… En fin, no sé qué pesaría más en una hipotética balanza. O sí lo sé.

Difícil de clasificar, Landreth y Colander sitúan a Schumpeter en un grupo al que llaman cuasi-institucionalistas al lado de Myrdal y Galbraith: “Existe otro grupo de autores que aceptan muchas de las ideas de los institucionalistas y que fueron muy influidos por ellos, pero que son demasiado individualistas e iconoclastas para encajar en el molde institucionalista. Son Joseph Schumpeter, Gunnar Myrdal y John Kenneth Galbraith.”

Bertrand Russell dijo de Keynes: “Es la mente más aguda y más clara que jamás conocí. Cuando discutía con él, sentía que mi vida pendía de un hilo y raramente terminaba sintiéndome algo muy diferente a un estúpido”. Wittgenstein les dijo a sus amigos que sus discusiones con Sraffa le hacían sentirse como un árbol al que le han cortado las ramas. Schumpeter dijo de Keynes: la Teoría general «no nos hace keynesianos, nos hace mejores economistas». Me interesan las biografías de esos grandes intelectuales. Recuperaré la que escribió Robert Skidelsky sobre Keynes de la que Alianza Editorial solo publicó un tomo hace años y luego RBA la editó completa. Voy tras la de Piero Sraffa que escribió Jean-Pierre Potier, dificilísima de encontrar, pero ya en camino, creo. Tengo en espera una de Max Weber y me propongo releer la Autobiografía de Bertrand Russell. Muchos deberes. Las de Feyerabend, Wittgenstein, Artur London, Koestler y otros ya están en el blog bajo el epígrafe de Biografías y Memorias. Me complace conocer un poco mejor a Schumpeter como persona y como intelectual; su monumental “Historia del análisis económico” es uno de mis libros de cabecera.

¿Has leido el libro o te gustaria leerlo?. Haz tu comentario. Has llegit el llibre o t'agradaria llegir-lo ?. Fes el teu comentari.

sábado, 17 de noviembre de 2018

EL PELEGRÍ SECRET de John Le Carré - Novel·la madura, rodona, magistral. - Valoració 9/10

Títol original anglès: The Secret Pilgrim (1990)
Traducció d’Elisabet Ràfols
Edicions 62 1991
317 Págines

Rellegir a alguns dels meus autors preferits en català em va semblar una bona idea i em resulta molt satisfactòria. Aquí estan Chirovici, Vonnegut, Toole, Lemaitre i altres que trobareu a l'etiqueta En català. Tinc previstos per al futur immediat alguns clàssics com Eliot, Dostoievski i Musil que, llegits fa anys en castellà, m'interessen per la riquesa del seu estil. Per descomptat, seguiré amb John Le Carré a qui considero un dels millors autors contemporanis, l'obra del qual sobrepassa en valor literari els límits del subgènere espionatge al que ell, voluntàriament, s'adscriu.

"El pelegrí secret" és una novel·la madura, rodona, magistral. En ella, Le Carré s'allibera de defectes com la pesadesa divagadora d'alguna de les seves novel·les, o el frenesí de l'acció atrafagada d’altres. Hi ha històries amb el gust moral de la paràbola, altres transpiren angoixes kafkianes o tragèdies gregues i, potser la més impressionant, la de Hansen i la seva filla Marie segrestada pels Khmers Rojos a la selva tailandesa, amb esfereïdores ressonàncies conradianes.

Ned (sense cognom), veterà espia de la guerra freda, ara prop de la jubilació, convida a George Smiley a fer unes xerrades a l'escola de Sarratt, centre de formació dels nous espies de la intel·ligència britànica. Smiley enlluerna els estudiants amb les seves respostes sagaces, subtils, escèptiques i, sovint, compassives. Després, durant el sopar, Ned rememora set episodis significatius de la seva llarga carrera com a espia, localitzats en diferents llocs i moments del gran teatre de la Guerra Freda en la segona meitat del segle XX. Els escenaris són Hamburg, Munic, Londres, Varsòvia o Bangkok i, a més de Ned, treuen el cap altres personatges habituals en la saga com el mateix Smiley, Toby Esterhase o el traïdor Bill Haydon.
Les set històries, molt variades, són sempre entretingudes, algunes emocionants i altres commovedores. Ens parlen dels èxits i fracassos d'homes honrats amb professions deshonroses. Delaten maniobres i traïcions; revelen les tensions a què es veuen sotmeses les seves consciències, com s'ensorren principis, ideals i creences; vides entumides, exhaustes a acusa d'impossibles equilibris morals. I, al cap i a la fi, la inutilitat d'aquest ingent esforç humà.
¿Has leido el libro o te gustaria leerlo?. Haz tu comentario. Has llegit el llibre o t'agradaria llegir-lo ?. Fes el teu comentari.

ERRORES REVERSIBLES (Condado de Kindle 06) de Scott Turow - En todos los rankings de los mejores thrillers judiciales.- Valoración 9/10

Título original: Reversible Errors (2002)
Traducción: Maria Via Jiménez
Editorial: El Aleph (2003)
Páginas: 493

Sexta novela de la serie “El condado de Kindle”, una ambiciosa comedia humana con trasfondo judicial en la que Turow enlaza con maestría multitud de peripecias vitales de sus personajes con atractivos casos legales en los que están envueltos. Ley y vida se funden en tensas historias de gente común metida en graves problemas. “Errores reversibles” es una de las entregas más valoradas por la crítica que la sitúa en todos los rankings de los mejores thrillers judiciales.

En el 2001, Arthur Raven y su joven ayudante Pamela se hacen cargo de la defensa de Rommy “Ardilla” Gandolph, un ratero de poca monta que se encuentra en el corredor de la muerte sentenciado en 1992 por un triple asesinato. Es la última apelación que se le concede. Muriel Wynn, la fiscal que llevó la acusación en el primer juicio y Larry Starczek, el policía que detuvo a Rommy, intentarán, ahora, que la apelación sea desestimada y tenga lugar la ejecución.
El juicio y la condena se basaron en una investigación superficial, pruebas circunstanciales y la confesión de Rommy forzada en el interrogatorio humillante y abusivo realizado por Larry con prisas por cerrar el caso y apuntarse el tanto. Durante la revisión del caso por el tímido e inseguro, pero constante y tenaz Arthur Raven, aparecen nuevos elementos que apuntan a la inocencia de Rommy y que Muriel y Larry intentan sortear para evitar el desprestigio y el fin de sus carreras.

La novela se desarrolla en dos tiempos narrativos: la primera investigación diez años atrás y las pesquisas actuales promovidas por Arthur que, a medida que avanzan, revelan las manipulaciones de los numerosos personajes implicados en defensa de sus propios intereses. En paralelo a la trama judicial, Turow cuenta las historias personales perfectamente engarzadas, de varios personajes principales y secundarios. Se centra, en especial, en contrastar dos parejas: Muriel y Larry tuvieron una relación tórrida que no prosperó debido a su ambición; Arthur y Gillian, el primero, tímido y acomplejado con las mujeres, con una hermana esquizofrénica a su cuidado, la segunda fue la juez que condenó a Rommy en 1992, adicta a las drogas, había cumplido condena por corrupción. Los dos, a pesar del sobrepeso de sus equipajes vitales, intentan construir una relación con la generosidad y comprensión mutua de almas muy dañadas.

 Scott Turow es un maestro en entrelazar casos legales complejos con historias personales complejas a cargo de personajes complejos. No hay buenos ni malos, solo hombres y mujeres que cometen errores y los agravan al intentar ocultarlos o repararlos. Flota, en toda la serie del condado de Kindle, una especie de determinismo social y una irresistible compulsión sexual que recuerdan más a los Rougon Macquart de Zola que a la Comedia Humana de Balzac. Esa compulsión sexual estaba en la relación de Rusty Sabich y Carolyn Polhemus de “Presunto inocente” y en el frenesí sexual con que Sandy Stern reacciona al suicidio de su esposa Clara en “El peso de laprueba”. El determinismo se expresa en forma de deberes familiares que abocan a su portador al fraude y al delito.

Me hubiera gustado, como es mi norma, releer a Turow en catalán; pero, aunque parezca increible, no veo en la web de las bibliotecas de Cataluña ninguna de sus obras traducida al catalán. Lo mismo me ocurrió con la serie Bernard Samson de Len Deighton. Que hi farem! Seguiremos adelante en castellano.
¿Has leido el libro o te gustaria leerlo?. Haz tu comentario. Has llegit el llibre o t'agradaria llegir-lo ?. Fes el teu comentari.

viernes, 26 de octubre de 2018

EL PEQUEÑO WILSON Y EL GRAN DIOS de Anthony Burgess - La avalancha de sucesos oculta al ser humano - Valoración 8,5/10

Little Wilson and Big God
Traducción de Pilar Giralt
Planeta 1988
Páginas 436

Primer volumen de la autobiografía de Anthony Burgess que cubre 42 años de su vida, de 1917 a 1959, desde su infancia y educación en Manchester hasta su regreso del sudeste asiático diagnosticado de un tumor cerebral. Un segundo volumen publicado en 1990 con el título “Ya viviste lo tuyo”, abarca los siguientes 30 años de 1959 a 1989.

“El pequeño Wilson”, considerada una de las autobiografías literarias más importantes de la segunda mitad del siglo XX, tiene, para mí, dos partes diferenciadas en tono, estilo y, por supuesto, en tema. En la primera trata de su familia católica de origen irlandés, sus primeros años de formación y universidad en Manchester con pequeños éxitos y fracasos, su pasión por el dibujo, la música y la lingüística (especialmente la fonética), su servicio en el Cuerpo Educacional del Ejército destinado en el Peñón de Gibraltar durante la Segunda Guerra Mundial, su boda en 1942 con Llewela "Lynne" Isherwood Jones a la que conoció en la universidad, y su vuelta a la vida civil en 1946 dedicándose a la enseñanza en los márgenes del sistema educativo inglés hasta 1954, en que el Servicio Colonial acepta su solicitud (que redactó borracho y no la recordaba) y lo manda Malasia como educador. Esta primera parte funciona por amontonamiento, acumulación de anécdotas, pequeñas trifulcas con sus superiores, brega continua por ganarse el sustento, episodios de sexo y borracheras… El estilo, muy sintético y conceptual -mejor decir algo con una palabra que con tres -, la frase corta y epigramática, hacen que el relato resulte frío e impersonal y Wilson (Burgess) un antihéroe picaresco, distante y abstraído por sus obsesiones fonéticas, musicales, su admiración por Joyce o sus cuitas con su catolicismo genético y residual. Entretenidas, pero, en cierto modo decepcionantes por el muro de nimiedades que bloquean el acceso a su interior. Si te paras a pensarlo, no sabes quién es Anthony Burgess, como siente, como piensa y como se relaciona con sus amigos.

La segunda parte, que transcurre en Malasia y Borneo, es otra cosa. Sobre todo, en vivacidad y colorido. La frase, más descriptiva, se alarga y enriquece. Abundan las observaciones sobre la fauna animal y el crisol humano de expatriados y etnias nativas entre las que destacan un episodio de magia negra y la pervivencia de costumbres como la de “la esclavitud de prenda” por deudas contraídas por los familiares.
Burgess y Lynne aliviaban la precariedad de sus condiciones de vida en Malasia con sexo y alcohol (Lynne moriría doce años después de cirrosis). Su casa bullía de animalejos:
“Yusof, con ayuda de un amigo, llevó una enorme tortuga que por la noche dormía en el cuarto de baño pero que durante el día se paseaba con estrépito por la casa, chocando contra la pared con su caparazón. También nos dieron un musang o mofeta que olía a demonios y comía diariamente dos katis de plátanos. La mofeta se llamaba Farouche y la tortuga, Bucéfalo. Importamos asimismo dos macacos, macho y hembra, pero se columpiaban colgados de los ventiladores del techo y eran destructivos. Por todas las paredes chirriaban chichaks, o lagartos domésticos, cazando o copulando ruidosamente. Escorpiones negros se adherían a las paredes del dormitorio y nos saludaban al despertarnos con colas cimbreantes a un centímetro sobre nuestras cabezas.”
Y ambos no se privaron de sexo interracial:
Tuve relaciones sexuales con mujeres tamiles más negras que las africanas, incluyendo a una chica que no podía tener más de doce años, pero ninguna con mujeres de Bengala o el Punjab. Cualquiera que fuese su raza, la seducción de la mujer oriental se incrementaba siempre por el ambiente odorífero de las tiendas de especias, la fetidez de los desagües, el intenso calor del día, el milagro de la frescura transitoria del crepúsculo, el martilleo de los barbudos en los troncos de los árboles y la escala segmentada del pájaro de la fiebre, que unas veces emitía tres notas y otras veces, cuatro. El sexo en Occidente es demasiado frío, demasiado poco aromático. Es justo añadir que los orientales, en especial, por alguna razón, los sikhs, han hallado éxtasis en Bayswater inexistentes en los países de las especias.
Burgess sufre un ataque de delirio y las autoridades coloniales obligan a la pareja a volver a Inglaterra. Allí se entera por Lynne que tiene un tumor cerebral y puede sobrevivir un año; entonces decide escribir como un poseído para asegurar el futuro de su esposa.

Anthony Burgess fue un compositor frustrado y escritor como último recurso. Lo que más le atraía de los idiomas (dominaba varios) era su fonética. Explica como un libreto para ópera que le salió “monstruosamente” largo, acabó convertido en la novela bufa “La víspera de Santa Venus”. Su autobiografía es entretenida y brillante; pero uno tiene la sensación de que la avalancha de sucesos relatados oculta al ser humano.
¿Has leido el libro o te gustaria leerlo?. Haz tu comentario. Has llegit el llibre o t'agradaria llegir-lo ?. Fes el teu comentari.